PUERA

Inicio

Uso eficiente del Agua

AddThis Social Bookmark Button
uso_eficiente_agua02.gif
Para caso todos, es de total conocimiento que la tierra es el planeta azul, designación cromática que obedece a la gran cantidad de agua que hay en la tierra. De hecho, cerca del 70 por ciento de la superficie del planeta está cubierta de agua. El agua también existe en el aire en forma de vapor y en el suelo como hidratante de la tierra y en los acuíferos, espaciaos subterráneos en los cuales se depositan las aguas provenientes de las lluvias. Sin embargo, sólo el 2,53% del total de agua existente en el planeta es dulce y el resto del agua es salada. Además, las dos terceras partes del agua dulce se encuentran inmovilizadas en glaciares y al abrigo de nieves perpetuas.
Si consideramos también que los recursos de agua dulce se ven reducidos por la contaminación (alrededor de 2 millones de toneladas de desechos son arrojados diariamente en aguas receptoras, incluyendo residuos industriales y químicos, vertidos humanos y desechos agrícolas tales como fertilizantes, pesticidas y residuos de pesticidas), es claro que de lo azul del planeta es poco lo que podemos disponer.

Según un documento recientemente publicado por la FAO, en el 2025, 1.800 millones de personas vivirán en países o regiones con una drástica falta de agua, y dos tercios de la población mundial pueden enfrentarán escasez del líquido elemental. Esto en razón de que el consumo de agua ha crecido durante el último siglo a un ritmo más de dos veces superior al de la población del planeta, por lo que la gestión sostenible, eficaz y equitativa de unos recursos hídricos cada vez más escasos será un desafío clave para los próximos cien años, según la FAO, que preside el mecanismo interinstitucional de coordinación de Naciones Unidas denominado ONU-Agua.

En la actualidad, 1.100 millones de personas no tienen acceso a agua potable en cantidad y calidad adecuada para sus necesidades diarias, y 2.600 millones carecen de instalaciones de saneamiento aceptables. La falta de agua es más grave en las regiones áridas del planeta, en donde viven más de 2.000 millones de personas y la mitad de la población mundial. La mayor parte de los países de Oriente Próximo y el norte de África sufren de una acuciante sequía. En Chile, el mayor consumo de agua corresponde a las actividades agrícolas (riego), con un 89,2 por ciento del total. Para obtener sólo una tonelada de trigo, se requieren un millón y medio de litros de agua. En otras palabras, cada vez que comemos un kilo de pan hemos utilizado en forma indirecta alrededor de 1.500 litros de agua.

uso_eficiente_agua03.jpg
Tal como en Chile, la agricultura, desafiada por la necesidad urgente de suministrar alimento a una población mundial en crecimiento, es la primera consumidora de agua a nivel mundial, con un 70 por ciento del total del agua dulce procedente de lagos, cursos de agua y acuíferos. Esta cifra, según la agencia de la ONU, alcanza el 90 por ciento en varios países en desarrollo, en donde se encuentran cerca de las tres cuartas partes de todas las tierras irrigadas. Con una agricultura no controlada se logra alimentar a unos 500 millones de personas; por eso, para alimentar a la población mundial actual, de seis mil millones de individuos, es necesario recurrir a la agricultura sistemática y al uso eficiente del agua de riego, cuya principal fuente en la mayor parte de las labores agrícolas depende de la lluvia, actualmente situado alrededor del 38% en todo el mundo. Esta eficiencia debería mejorar hasta alcanzar un promedio del 42% en 2030, gracias a la tecnología y a una mejor gestión del agua de riego.

Como vemos, gran parte de la solución para paliar la escasez de agua está en las técnicas agrícolas que aprovechan mejor el agua de lluvia, reducen el despilfarro en los regadíos e incrementan la productividad, junto a los cambios en la elección de cultivos y los hábitos alimentarios.

uso_eficiente_agua05.jpg
Por supuesto que el cuidado y uso eficiente del agua no es labor única del sector agrícola, sino también del gobierno, de las organizaciones no gubernamentales, fundaciones privadas y empresas que tienen como prioridad conservar, reciclar y proteger los recursos hídricos, y suministrar agua de forma asequible a la gente en todos los ámbitos de la comunidad. Contribuyendo con un consumo más eficiente del agua, reduciendo la contaminación y protegiendo el medio ambiente, y ante todo, apoyando financieramente a aquellas iniciativas que permitan alcanzar el objetivo principal combatir la escasez de agua. Todos necesitamos agua y todos debemos responsabilizarnos de su gestión y suministro.

Esperemos que desde el Día Mundial del Agua, todas las instituciones, entidades e individuos del ámbito nacional comprometamos esfuerzos políticos, económicos y legales con el fin de evitar que en nuestro país el desabastecimiento o escasez de agua alcance ribetes dramáticos en sectores de uso básico, productivo o alimentario.

Wilson Cardona Villada
Doctor en Química
Académico Universidad Andrés Bello
Publicado en Chile Científico

Fotos: khyronsdf, tripplehelix, accrama, eqqman, blmurch, o2ma
 

Visitas desde 01/ENE/2012

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter

El Portal del Agua desde México

banner_puera_atl

Red de Sitios IMTA

red_sitios

Seminario 2012

seminario_2012_dialogosxagua

Día Mundial del Agua 2013

2013logo

Políticas de uso 10 Créditos 10 Propiedad intelectual